Cómo estilizar las estanterías de la cocina abierta

¿No es divertido cuando te subes a una tendencia de diseño y ésta se mantiene? Las estanterías abiertas son una de esas tendencias. Ha existido el tiempo suficiente para hacer su camino en casi todas las cocinas en alguna capacidad. El tiempo nos ha demostrado que hay verdaderos amantes de las estanterías abiertas que renuncian a todos los armarios en favor de la exposición de los utensilios de cocina.

Estanterías abiertas para la cocina

También hay verdaderos odiadores de las estanterías abiertas que no se subirían al carro por nada del mundo. Pero sea cual sea tu caso, si tienes una estantería abierta en tu cocina, este post es para ti. Hay muchas maneras diferentes de estilo de los estantes de la cocina abierta que se mezcla con el estilo de su casa y la vida. Aquí tienes algunos consejos que puedes incorporar a las estanterías abiertas de tu cocina:

1. Considere su paleta de colores para las estanterías abiertas

Ya sea que usted está diseñando almohadas en su sofá, su decoración de la chimenea, o su configuración de la mesa de vacaciones, siempre se piensa en su paleta de colores en primer lugar. No es diferente cuando se trata de estanterías abiertas. Todo lo que guardas en ellas está a la vista de todos, así que ayudará a tu cocina si los colores combinan bien. Una colección de platos blancos nunca estará de más.

2. Pruebe el neutro

Las paletas neutras son un buen punto de partida para las estanterías abiertas en la cocina. La vajilla blanca, las tablas de cortar de madera y los botes de color crema o transparente proporcionan una paleta encantadora que es fácil de cambiar en ocasiones especiales o cuando te aburres. Empieza por aquí y no te arrepentirás.

3. Añada un toque de color brillante

Las cocinas modernas se ven bien en blanco, pero todo blanco y claro puede ser un poco aburrido. Dese un capricho en forma de un juego de cuencos de colores brillantes o exhiba su gran olla roja para la sopa. Una pizca de color ayudará a que su estantería abierta resulte acogedora en lugar de austera.

4. Pruebe con los dos tonos

¿Quiere conseguir color y calma al mismo tiempo? Apueste por el look de doble tono. Esto funciona especialmente bien con los tonos pastel. Cuando su estantería está llena de blanco y azul pálido, alivia el ojo más que los platos recogidos, pero sus estantes no se verán austeros y modernos en su cocina de granja.

5. Abraza la mezcla de metales

Es inevitable que tenga algunos metales mixtos entre sus utensilios de cocina. Considere la posibilidad de sacarlos a la luz en lugar de esconderlos. El cobre, el latón y el acero inoxidable pueden ser una combinación encantadora y brillante cuando los juntas con audacia.

6. Estiliza tu metal

Si la mezcla de metales le hace daño a la vista, no hay nada malo en elegir uno. Los acentos de oro pueden aportar brillo a las estanterías de su cocina. El cobre da una sensación de antigüedad y de historia, mientras que el acero inoxidable es moderno y limpio. Decida primero qué tipo de sensación desea obtener y, a partir de ahí, elija el metal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *