4 consejos de salud dental para profesionales ocupados

Por muy frenético que sea el día, la higiene bucal debería ser una parte esencial de tu rutina diaria. Con una carga de trabajo tan intensa, es comprensible que las rutinas tradicionales de cuidado de los dientes puedan volar por la ventana. Pero lo último que queremos es tener que recurrir a una extracción dental, porque ya no podemos salvar nuestros dientes de la caries. Para evitar que eso suceda, aquí hay cinco consejos dentales de odontólogo en Salamanca sobre cómo mantener una sonrisa fresca.

1. Manténgase fresco con agua

Beber mucha agua puede ser tu salvación. No sólo te mantiene hidratado y concentrado durante tu ajetreado día, sino que también neutraliza el ácido de tu boca. Un exceso de ácido puede provocar la erosión del esmalte, caries y enfermedades de las encías.

Una solución fácil es mantener una botella a tu lado, o un vaso de agua en tu escritorio. Intenta recordar la regla mágica de beber ocho vasos de agua al día. No sólo te lo agradecerán tus dientes, sino también el resto de tu cuerpo. Bebe un vaso antes de salir del coche, o antes de recoger la imprenta: pronto será un hábito que no podrás abandonar.

2. Guarda los productos dentales en el cajón de tu escritorio

Los madrugones y las noches ligeras alteran las rutinas diarias, pero guardar una pequeña bolsa con productos dentales en el cajón del escritorio es una buena manera de mantener la higiene bucal cuando la vida nos supera. Tener a mano un cepillo de dientes y una pasta dentífrica facilita el deslizamiento al baño cuando hay un momento libre.

3. Elige los tentempiés adecuados

A todos nos gusta picar de vez en cuando, pero elegir los tentempiés adecuados podría ayudar de forma significativa a la higiene bucal. Así de sencillo es. Alimentos como las manzanas, las zanahorias, las almendras y el apio pueden marcar una gran diferencia en el estado de tus dientes. Estos alimentos no sólo tienen un alto contenido en vitaminas y minerales y son beneficiosos para la salud, sino que ayudan a limpiar los dientes de forma natural.

Los bocadillos crujientes y rápidos ayudan a raspar cualquier alimento o acumulación de placa. Como se tarda más en masticar, estimulan más la producción de saliva; una clave para limpiar las bacterias de alrededor de la línea de las encías.

4. Mantente al tanto de tus revisiones

Por el bien de tus dientes es vital que estés al día con tus citas dentales cada seis meses. Las revisiones no duran mucho, así que estar demasiado ocupado no es excusa para dejar pasar estas citas.

Resérvelas durante la pausa del almuerzo, a primera hora de la mañana o incluso durante el fin de semana. Estas citas te ayudarán a mantener tus dientes bajo control, a limpiar grandes cantidades de placa acumulada y a tratar cualquier problema mayor que necesite atención. Añada confianza a su paso, sabiendo que sus dientes están sanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *